CIM La Armónica

mano a mano litros

MODERN AMERICAN SYMPHONISM:

“Darkness Turns Into Light”

 

  • John MACKEY [USA, 1973]:

WINE-DARK SEA “Symphony for band” [2014]

i. Hubris
ii. Immortal thread, so weak
iii. The attentions of souls

 

  • Andrew Jr. BOYSEN [USA, 1968]:

SYMPHONY No.6 [2010]

 

  • Manuel CHILLIDA (letra) y Guzmán CÁRCEL (música)

HIMNO A BUÑOL [1935]

 

Director: DAVID FIUZA SOUTO

 

Notas al programa

Introducción

En nuestros tiempos, el optimismo es posiblemente la única herramienta exitosa y eficaz para el desarrollo humano, y para la verdadera conquista de la felicidad interior ante un mundo actual tan complejo o espiritualmente menos pleno.

Nuestro escenario elegido para esta manifestación musical es el sinfonismo americano más actual, con dos jóvenes compositores estadounidenses, que desde perspectivas absolutamente opuestas, eligen la sinfonía como lenguaje de expresión, y la banda sinfónica como instrumento sonoro para expresar positivamente de cómo la extrema cueva de oscuridad y pesimismo se puede convertir exitosamente en un brillante manantial de luz y optimismo. El primero desde la música programática y el último desde la música pura, ambos parten desde la idea de la oscuridad, del conflicto, de los problemas o el dramatismo, que con sus variados recursos sonoros, forjan el discurso musical con el deseo de convertirlo en la esperanza, la luz, el triunfo y el positivismo.

John Mackey: WINE-DARK SEA

Mackey escribe e 2014 su sinfonía en tres movimientos “Wine-Dark Sea”, siguiendo la propuesta programática de su esposa Abby, sobre un resumen de la epopeya griega “La Odisea” de Homero. Combinando el virtuosismo con la sonoridad moderna (armonías coloristas muy tensionadas, influencias de ritmos y articulaciones cercanas al jazz), El compositor presenta una música de un lenguaje absolutamente renovado recreándose en momentos del poema épico, que el propio Homero define como “un mar de vino oscuro”. La obra es un encargo de “The University of Texas Wind Ensemble” para la conmemoración del 100 aniversario de “Sarah and Ernest Butler School of Music”.

i.Hubris

La sinfonía abre el primer movimiento con una marcha triunfal, de una energía brillante, que representa simbólicamente el regreso de Ulises tras la Guerra de Troya; la nave marina cargada con el botín de guerra y sobre todo con mucho orgullo, será la causa del enfado de Zeus, que decide destruir el barco en un naufragio donde se ahogan todos los guerreros.

ii.Immortal thread, so weak

El segundo movimiento es un verdadero contraste de intenciones, con una música llena de lirismo, profundidad y belleza pasional, aunque sin abandonar la esencia del lenguaje moderno; se trata de un canto dedicado a la ninfa Calipso, que tras encontrar a Ulises próximo a la muerte, decide cuidarlo; el paso del tiempo que han compartido juntos desemboca en una historia de amor, en la que tras 7 años Ulises decide quebrar, ante su recuerdo de volver al hogar. Aunque con el corazón roto, la ninfa ayuda a Ulises en su regreso.

iii.The attentions of souls

Concluye el tercer movimiento con un comienzo misterioso, manifestando la burla de los espíritus por la incapacidad de Ulises de llegar a casa; ante la persistencia y la lucha, y haciendo el pago espiritual con los sacrificios pertinentes, Ulises consigue su objetivo de llegar al hogar, acompañado de una transformación de la música hacia el triunfo y la luz, cerrándose la obra con el triunfal tema del primer movimiento, y enriquecido por la viva vertiginosidad que caracteriza a este último movimiento.

Andrew Boysen Jr.: SYMPHONY No.6

Desde la otra perspectiva, Andrew Boysen elige la estructura de la sinfonía en 2010 para escribir una magistral obra de música pura, donde el único argumento ha de ser un sólido discurso apoyado en el desarrollo del mismo material musical. La sinfonía se presenta en una estructura continua que incluye los tradicionales (y cabe decir que también renovados) cuatro movimientos de la sinfonía, conectados por tres secciones de transición. A pesar de la indiscutible arquitectura formal de la sinfonía, la obra trata realmente sobre la transformación y el surgimiento de la oscuridad a la luz.

Recursos musicales

La música se construye toda a partir de una escala artificial (C-Db-Eb-F-G-ABb-C), que sirve como material melódico del Tema Principal, y en su inversión interválica parcial como Tema Secundario (C-Bb-A-G-Db-Eb-F-C) contrastante. Además, esta propuesta de escala artificial será también el patrón de asentamiento de los centros tonales en el transcurso de las siete secciones de la sinfonía (4 movimientos y 3 transiciones). Cada movimiento de la sinfonía presenta una misma estructura (A-B-A-B-A), aunque cada cual manifestando un carácter o personalidad sonora totalmente propia y diferenciada. Cada uno de los cuatro movimientos se conecta por una sección de transición-transformación protagonizada por instrumentos solistas (trombón tenor, saxofón alto y flauta).

Intenciones anímicas

En cuanto a las intenciones expresivas y emocionales, la sinfonía brota de una introducción misteriosa presentada con los instrumentos más graves, que ascienden a una especie de grito primario, desembocando en una amenaza enojada y agresiva. Después de una transición del trombón y las voces cantadas, esta agresividad da paso a un segundo movimiento “scherzo” en un matiz más sarcástico, a la manera de una danza, y con un humor corrosivo. Le sucede una transición protagonizada por el saxo alto sobre percusiones palpitantes, fundiéndose en el tercer movimiento, el que realmente representa el momento de la metamorfosis, con la aparición de una melodía de esperanza y amor. La tercera transición es una variación de la primera, liderada por la flauta y de nuevo el coro, para alcanzar un cuarto movimiento final grandioso, como manifestación del verdadero triunfo, optimismo y símbolo de la fuerza.

*notas al programa: David Fiuza.